#Ahre

De un día para otro mi hija y sus amiguitas, todas de 5 años, empezaron a colar en algunas charlas la palabra Ahre. Imitando la forma de expresarse de la hermana mayor de una de ellas, mi hija se apropió rápidamente del término y ahora el Ahre es una de sus muletillas preferidas.

Algo apolillada, hablé con una especialista en la lengua española y me dijo que “Ahre” nace de la unión de “Ah”, interjección que denota sorpresa y “re”, prefijo usado para la intensificación. Así, la combinación de origen argentino (¡Sí, escucharon bien!) y extendida al mundo puede tener varios significados según la situación en la que se emplee.

El diccionario ‘argento´dice que puede usarse para:

– Exagerar (“¡Juego como Messi, ahre!”)
– Poner un toque gracioso o sarcástico a un momento cotidiano (“Me estoy portando bien, así que me podés comprar algo, no? Ahre! )
– Dejar espacio para la duda sin exponerse del todo (“Es re lindo, ahre…”)

Le pregunté a la adolescente que transfirió como “herencia” el Ahre a mi hija y sus amigas y fue contundente: “es solo una canchereada”. Algo así como el “copado” que usábamos para todo en nuestra adolescencia ¿Se acuerdan? Ahreee…

Dejar un comentario