La Ciudad de Papá Noel

Tenés que ir con tus hijos. Tenés que ir con tiempo. Tenés que ir con paciencia. Quizá te quede lejos de tu barrio pero tenés que ir. El Parque Navideño que monta todos los diciembres el gobierno porteño te hace sentir por un rato que estás metida en una especie de película infantil en rojo, verde y blanco. Y lo más importante: la diversión para los peques está garantizada.

Con entrada gratuita y esta vez en Parque Chacabuco (en ediciones anteriores estuvo en Palermo), el Parque Navideño es una buena opción para pasar la tarde recorriendo la ciudad donde vive Papá Noel.

En esa ciudad conviven peloteros, una aldea con casitas para jugar al tateti o a embocar pelotas en latas, una fábrica tecno de juguetes, espacios para dibujar, globología, maquillaje artístico y música. También un pesebre, el sillón de Santa, bolas transparentes y un árbol -todo gigante- para sacarse fotos.

La gran atracción, claro, es la Casa de Papá Noel donde tus hijos seguramente podrán dejar su cartita y saldrán con una sonrisa de oreja a oreja. Todo coordinado por chicos vestidos a tono y con una excelente predisposición para que el paseo sea disfrutable.

Sus organizadores dicen que el parque es un lugar donde se mezclan la alegría, la magia y la sorpresa. Y es verdad. El Parque recrea en sus formas el espíritu feliz de la navidad. Solo falta la nieve del Norte pero estamos en el Sur.

Dos destacados: no te pierdas los shows. Son buenísimos. Los hay en distintos horarios que te van anunciando con parlantes. Además, hay mucha seguridad.

Dos recomendaciones. La primera: si vas un día de mucho sol, andate preparada porque no hay muchos lugares en sombra. La segunda: si no te va lo masivo y las colas, buscá otro plan.

 

 

Del 8 al 23 de diciembre

Parque Chacabuco (Avenida Asamblea y Emilio Mitre)

Lunes a viernes de 15 a 20 hs.

Sábados y domingos de 10 a 20 hs.

Foto: Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires

Dejar un comentario