5 consejos para festejar Navidad con chicos

Las Fiestas son una época hermosa del año. Días para compartir en familia y para preparar en la previa el festejo. Me acuerdo que cuando yo era chica adoraba decorar la casa para la Navidad, hacer regalos con mis manos para mi familia, incluso cocinar algo muy simple… Y de adulta, pese a la locura cotidiana y a la particular del fin de año, intento mantener ese espíritu y transmitirlo a mis hijos. Desde el ritual general de armar el año hasta algunos particulares que sólo cultivamos en nuestra familia.

“La Navidad es el momento más lindo de encuentro con todos los seres queridos y festejarlo en casa es mucho más cómodo por los chicos. Soy de la idea de tener una noche relajada, dejando que los chicos jueguen y disfruten de la reunión, porque con el tema de los regalos para ellos es una verdadera fiesta. El espíritu navideño se traslada en cada detalle que uno arma, y el agradecer todo lo que tenemos es parte de este día tan especial”, empieza Rosario Gerardi. Diseñadora de profesión, Rosario es la creadora de Guía Más Chicos, un blog que es, realmente, una guía de cosas para ver, hacer, comprar y disfrutar con niños. Ella comparte sus consejos para trasladar el espíritu navideño a casa.

 

1. En estos momentos del año en que el consumismo nos arrasa, está bueno parar la pelota y vincularnos con nosotras y nuestros chicos, con el hacer y la creatividad y no sólo con el gastar. “Reciclar o usar cosas que tenemos en casa me parece mucho más creativo y original que estar gastando fortunas. Más allá que nos permite enseñarles a nuestros hijos que con simples detalles podemos sorprender al otro. Una tarjetita con algún deseo en cada plato puede cambiarle la noche a cualquiera, y eso es algo que podemos hacer todos”, dice Rosario.

También te puede interesar ww.mamaultimomomento.com.ar/2018/12/10/la-ciudad-de-papa-noel/

2. El primer ejemplo es el árbol. Hay muchísimos adornos, luces, guirnaldas que podemos comprar, pero hacer un adorno en casa tiene un valor enorme. Hace unos años, yo compré unos círculos de fibrofacil, los pinté con acrílicos en colores navideños, de un lado le pegué una cintila metalizada para poderlos colgar y del otro les pegué una ilustración navideña (esa técnica se llama decoupage), y luego los barnicé para que se conservaran. También podés recortar figuras en goma eva blanca y que los chicos pinten sobre ellas un Papá Noel, un muñeco de nieve, u otro símbolo navideño. Del mismo modo podemos pensar en la decoración de la casa. “Hay un montón de adornos o decoraciones muy fáciles y divertidas de hacer”, afirma Rosario e invita a ver algunas que compartió hace un tiempo en un post en Más Chicos.

 

3. Los regalos. Acá, obviamente, todo se ajusta al presupuesto de cada familia. Pero hacer algo con nuestras manos es, de vuelta, una gran opción: una Navidad hicimos con mis hijos galletitas navideñas (yo las horneé, ellos las decoraron), las pusimos en bolsitas transparentes y las cerramos con un lazo rojo. Regalamos una a cada familia y a todos les encantaron. Unos frascos con conservas caseras también son una buena opción (ahora es época de duraznos y ciruelas). Rosario sugiere usar su método: “Me armo una lista con el nombre de cada uno y veo qué podemos regalar. Igual hacemos más hincapié a los niños de la familia y a los grandes, más que nada es un detalle: puede ser una fotografía con alguna dedicatoria, que suele gustar mucho más que el regalo más caro”.

 

4. La autora de Guía Más Chicos suma otro tip original para los regalos: los envoltorios. No hace falta comprar bolsas o papeles especiales sino, de vuelta, ser creativos. “El tema de los envoltorios es una de las cosas que más me divierte, porque con un simple papel madera y unas cintas de colores rojas o verdes podemos crear un sinfín de opciones”, propone, y sugiere chequear ideas divertidas para hacer junto a los chicos en un post que acaba de publicar.

 

5. Por último, Rosario aporta un consejo fundamental para disfrutar de estas semanas tan especiales: “Fin de año nos encuentra a todas cansadas, así que propongo no sumarle más estrés del que ya venimos trayendo. Lo mejor es repartir tareas y disfrutar porque, en definitiva, eso es lo que importa: estar con los que más queremos”.

 

Fotos: Pxhere, Wikimedia, Pixabay y Pexels

Dejar un comentario