Una MUM: Felicitas Pizarro

Divertida y espontánea, Felicitas Pizarro (33) es parte de esa generación de cocineras que pone el foco en que está bueno cocinar, experimentar, descontracturar la cocina, en que comer sano no es solamente comer lechuga y tomate sino una actitud en torno a la mesa. Sommelier y chef, tuvo una empresa de catering, pero ganar un concurso mundial de videos de cocina del inglés Jamie Olivier (posiblemente el cocinero más popular del planeta hoy) cambió su vida profesional. Felicitas se define como “food tuber”, tiene su canal de videos en YouTube, también cocina en Tastemade, publicó dos libros de recetas (“You Cook” y “Comé feliz”), da clases de cocina y es parte del staff de chefs del canal de TV Elgourmet, hoy con su programa “Cocina para mis amigos”. Y, además, es mamá de Ramón, de un año y medio.

– Un concurso de videos dio un giro en tu carrera. ¿Qué significa hoy ese soporte, el video y la web, para un cocinero? ¿Son los videos de recetas en Instagram los nuevos libros de cocina?

– Las redes sin dudas son una gran herramienta de trabajo. Y el contenido que publica un cocinero habla mucho de sí mismo, de lo que quiere comunicar, y el público te sigue o no te sigue. No creo que nada reemplace a un libro de cocina. Los videos de YouTube y de Instagram son perfectos para buscar un tutorial, una inspiración, para rápidamente aprender a hacer algo. Pero los programas de recetas en la TV son para mí incomparables. Son más extensos y te dejan conocer mucho más al cocinero, más allá de la receta.

– Todas vivimos siempre a mil e intentando optimizar los tiempos. ¿Cómo te vales vos hoy de la tecnología para organizarte?

– Uso el teléfono para todo. Para llegar en horario, para despertarme, para trabajar desde cualquier lado, mails, videos, fotos, para ver qué está haciendo mi hijo en casa (lo veo en cámaras desde el celular). Eso me permite estar un poco más en todo, pero a un ritmo un poco acelerado. Creo que a la mayoría nos pasa lo mismo…

– ¿Fue fácil para vos adaptarte al ritmo de la maternidad?

– No me es fácil, o sí, depende cómo lo quiera ver. Me acomodo a los ritmos de mi hijo, y él también se acomodó mucho a mí. Me acompaña en algunos trabajos y me extraña cuando no estoy. Creo que es un buscar el equilibrio constante.

– ¿Tu hijo come todo lo que le preparas o hay algo con lo que se te plantó y no hubo manera?

– Come TODO. Por supuesto que noto que hay cosas que le gustan más que otras, pero él prueba todo. Hay días que no quiere comer algo y tal vez al siguiente lo come con muchas ganas. No lo obligo, se lo vuelvo a ofrecer.

– ¿Cuáles son los consejos que podés dar para organizarse con la alimentación de la familia, que siempre es todo un tema?

– Pensar en la compra. Ir a la verdulería seguido y comprar mucha fruta y verdura fresca de estación. Tener siempre queso y huevos en la heladera para salir del paso con omelettes o revueltos. Pasta seca, aceite de oliva, y, si tenés huerta, ¡bingo! Pocas o nada de galletitas. Muchos frutos secos y frutas pasas para picotear.

– Tu último libro propone “Comé como quieras. Comé bien”. ¿Qué significa para vos comer bien?

– Comer bien, tiene que ver con qué comemos, dónde y con quién. ¿Qué comer? Elegiría variado, fresco y de estación. ¿Dónde? En tu casa, en la playa de vacaciones, en una feria, en platos descartables o en la vajilla que tenés guardada para eventos especiales. Comer acompañado siempre es mejor, con amigos, en familia, con gente nueva. Cocinar para otros y compartir la comida. Todo esto para mí es comer bien.

– En la presentación de tu canal en YouTube avisas que va a haber pruebas y errores. Me encantó esa idea porque en general las mujeres solemos ser muy autoexigentes y pretendemos que todo nos salga perfecto de una. ¿Te costó mucho a vos aceptar que es así, que hay prueba y error todo el tiempo?

– Me costo un poco. Hubo algunas frustraciones. Pero no tarde en darme cuenta que es parte, que no lo sé todo y que, todo lo contrario, aprendo y sigo aprendiendo día a día. ¡Eso hace todo más interesante!

Dejar un comentario