Consejos para sumar lácteos a tu dieta

En los últimos años, en línea con esta tendencia a demonizar ciertos grupos de alimentos (como las carnes o las harinas), los lácteos cayeron en la ronda de cuestionamientos. Pero las Guías Alimentarias para la Población Argentina (GAPA), un documento realizado por el Ministerio de Salud de la Nación para establecer las recomendaciones básicas de alimentación para la población, avalan los lácteos porque son una de las principales fuentes de calcio. Y recomiendan consumir tres porciones al día entre leche, yogur y quesos preferentemente semidescremados. Aquí, algunos datos para tener en cuenta.

Una porción equivale a:

  • 200 cc de leche (1 vaso o una taza)
  • 2 cucharadas de leche en polvo
  • 1 pote de yogur
  • 1 porción tamaño cajita de fósforos de queso fresco
  • 3 fetas de queso de máquina
  • 6 cucharadas soperas de queso untable
  • 3 cucharadas de queso de rallar

Entre los alimentos que aportan calcio están, además de los lácteos, la espinaca, las semillas de sésamo, las almendras. Para incorporar calcio a la alimentación es fundamental aprovechar el desayuno y la merienda. Estas son algunas  opciones saludables con buen aporte de calcio:

  • 1 vaso de licuado de banana con leche + 15 almendras (aporta 290 mg)
  • 1 taza de infusión con leche + 1 tostada con 1 porción de queso fresco (aporta 310 mg)
  • 1 pote de yogur + 1 sandwich de queso (3 fetas)  y tomate (aportan 450 gr)

Algunas recomendaciones para la compra y la conservación:

  • Verificar la fecha de vencimiento y la integridad de los envases.
  • Para mantener la cadena de frío de los lácteos frescos, se recomienda comprarlos al final de la compra (para evitar pasearlos por todo el local sin refrigerar) y colocarlos en heladera al llegar al hogar.
  • La leche larga vida una vez abierta debe conservarse en heladera.
  • Evitar consumir postres y yogures que tengan la tapa hinchada.
  • Evitar que queden expuestos directamente a la luz del sol.
  • Según la seguridad alimentaria, los quesos pueden freezarse aunque es posible que luego algunas características como el aroma y la textura se alteren un poco. Fraccionar las piezas en porciones pequeñas que permitan ir descongelando lo que se necesita.

Para aprender más sobre los lácteos y cómo incorporarlos a la dieta diaria, durante febrero en varias Estaciones Saludables y Mercados del Gobierno de la Ciudad habrá charlas y clases gratuitas nutricionistas. Aquí se pueden consultar horarios y direcciones.

 

Foto: Pixabay

Dejar un comentario