#Vianda

Durante años escuché a mujeres quejarse de este monstruo. A mí me era ajeno, así nunca me preocupé por él. Pero lo que creemos que nunca va a golpear a nuestra puerta, el día menos pensado, lo hace. Y desde la semana pasada está ahí, acechando cada noche, cada mañana, cada día de mi existencia. Es la vianda.

Desde el jardín mi hija fue a colegio con doble jornada y comedor incluido. Los últimos dos años, el colegio decidió suspender el turno tarde (fue casi como si me hubiera abandonado la niñera), pero la abuela salvadora que vive a dos cuadras se convirtió en la proveedora del alimento de mis niños. Ahora, la mayor cambió colegio, y ya no hay manera. O come todos los días en el colegio (lo que es una fortuna y un potencial atentado a su nutrición) o se lleva vianda.

Mirá también: El dilema del peso de la mochila

Desde que caí en la cuenta de esta situación, me la paso devanando los sesos de qué hacer. Compré tuppers con divisiones, para poner proteínas de un lado y vegetales del otro. Repasé mi biblioteca de cocina y todos los meal prep de Paulina Cocina. Chequeé las mil recetas saludables que guardo en Instagram. Busqué consejos: desde una mamá que me pasó el dato de viandas congeladas a otra que lleva años en esto y me aseguró que la única solución posible es cocinar doble ración la noche anterior. ¿Pero cómo lograr que esta pequeña gourmet repita plato en las mismas 24 horas?

La primera semana la surfeé. Venía con el envión de las vacaciones. Estamos cursando la segunda. ¿Le ganaré al monstruo de la vianda? ¡Acepto ideas!

 

Foto: Pixabay

% Comentarios (3)

Mmm. Empiezo mañana con esto. Lo primero será sobras de la noche anterior con plato elegido por quien comerá la vianda… algo que no puede durar mucho. Lo que sí se es que el freezer será aliado, para alternar cuando uno cocina “doble”. Y otra aliada, la fruta.

Estamos todas en el mismo desafío! La fruta es un aliado clave y una buena manera de sumarles nutrientes imprescindibles. ¡Exitos! Contanos cómo te va.

Coincido con la opcion de cocinar mas raciones la noche anterior y hacer comidas extra los fines de semana y guardarlas fraccionadas en el freezer

Dejar un comentario