Ingrid “Ini” Hajnal es licenciada en Economía. Luego de muchos años de trabajo corporativo, decidió dedicarse a la crianza de sus hijos y a desarrollar su propio emprendimiento en las redes sociales: The Organization Wiz, donde brinda consejos sobre organización para la vida cotidiana.

Hoy, Ini es una de las referentes de la organización en la Argentina —hasta aparece en la publicidad de un banco— y recientemente publicó “Casa organizada, vida feliz” (Catapulta), el libro en el que pone en negro sobre blanco muchos de los consejos que da en sus redes sociales y en sus tutoriales de YouTube.

– ¿Cuánto te sirvió tu formación en economía y tu paso por el mundo corporativo para aprender a organizar?

– Haber estudiado economía y la asignación de los recursos escasos del mundo en una forma teórica y macro me sirve mucho. Quizás me hubiese servido más haber estudiado administración de empresas, pero sí me sirvió mucho también el mundo corporativo. En la vida de la corporación todo está organizado, todo está escrito y planificado, y eso me sirvió muchísimo para reforzar un montón de conceptos que yo venía usando en mi vida.

– ¿Cómo empezaste en la organización de tareas en la casa? ¿Cuál es la fórmula para que no sean una pesadilla?

– Empecé por la organización de mis cuadernos y carpetas en la primaria, después en la secundaria y la facultad organizar mis tiempos fue primordial para mí. Quizás de adolescente no era tan organizada en la habitación, pero a los 22 años me fui a vivir con mi actual pareja y teníamos muy poco tiempo para dedicarle a los quehaceres domésticos. Entonces se me ocurrió que quería volver a mi casa y no ser esclava de mi casa. Y fui creando pequeños sistemas de organización para mantener mi casa, era una casa chica, de 40 metros, pero había que mantenerla igual. Cuando es chico a veces es más fácil, pero si no tenés sistemas y no está organizada es muy difícil de limpiar. Se me ocurrió usar mucho más el espacio, en las paredes, detrás de las puertas, y tener las cosas inventariadas. Son pequeñas tareas que hay que hacer todos los días, para que sea fácil de sostener. Por ejemplo, tales días comprar la verdura, lavarla, cortarla, tener la zanahoria rallada para que durante toda la semana podamos hacer ensaladas de forma rápida. O hacer compras eficientes una vez cada dos semanas al súper o una vez al mes la compra mayorista. La fórmula es crear un buen sistema de organización. Eso lleva más tiempo y hay que llevarlo a cabo y a veces pensarlo y aggiornarlo, porque a lo mejor se agrandó la familia. Esa es la clave: devolver cada cosa al lugar de donde la sacamos.

– ¿Cómo fue el paso a organizar los espacios? ¿Cómo aprendiste a organizar?

– Organizar los espacios es simplemente adaptarlos a nuestra forma de vida, nuestra composición familiar y nuestra rutina, que va cambiando con los años. Yo aprendí de mi abuela, mis papás son organizados normal, es algo que me gustó a mí siempre y fui tomando ideas de ocurrencias que me pasaban y de libros que fui leyendo. No tengo una maestra en la organización.

– ¿Es más fácil organizar una casa grande o un departamento pequeño? 

– Una casa grande o un departamento pequeño no cambia mucho, la casa grande lleva más tiempo, pero en el departamento hay que ingeniarse más: cada uno tiene dificultad y facilidad. En ambos casos es más fácil de limpiar una vez que está organizado y en ambos casos el mantenimiento demanda el mismo esfuerzo: devolver cada cosa a su lugar.

– A veces pareciera que es más difícil mantener el orden que hacerlo. ¿Cuáles son los trucos para sostener el orden día a día?

– Son muy simples. Devolver cada cosa a su lugar y apreciar y valorar el tiempo que usamos para organizar la casa, para despues mantenerla. Cuando no nos hicimos ese tiempo, no lo valoramos. Organizar te puede tomar tres días o hasta una semana. Yo recomiendo organizar dos veces por año o una vez por temporada. En el caso de los niños, hacer una organización o descarte una vez por mes, porque suelen acomodar libros, juguetes o ropa que les queda chica.

– ¿Por qué crees que organizar se volvió hoy tan importante y es una preocupación y una búsqueda para mucha gente? 

– La organización fue importante siempre, ahora a lo mejor está de moda porque estamos en un mundo ultraconsumista en el que importa más estar a la moda que valorar lo que tenemos. Me parece importante el concepto de organización como uso eficiente del tiempo que tenemos, porque cada vez tenemos más tareas en la vida tanto hombres como mujeres y el hogar quedar relegado. Pero no por eso tenemos que vivir en un caos. Que el concepto de organización se sume al de igualdad y que cada uno de los integrantes tome las tareas como propias, porque es el hogar que habitan todos.

– ¿La organización comienza por el descarte? Marie Kondo propone desprenderte de lo que no te hace feliz. ¿Coincidís? ¿O en un país inestable económicamente como el nuestro, hay que ser más conservador a la hora de deshacerte de los objetos? 

– La organización siempre comienza por el descarte, pero hay un comienzo previo que es las ganas de hacer un cambio de vida: no descartar porque sí, descartar porque queremos tener más lugar para cosas importantes o tiempo para ocuparnos menos de nuestra casa y más de nuestros trabajos, hobbies u otras cosas. Coincido con Marie Kondo en algunas cosas y en otras no, el tema de la felicidad me parece muy subjetivo, muy espiritual para el concepto de organización. Yo manejo si lo necesito o no, si me sirve o no. No me gusta pensar,  en este país inestable económicamente, en que me lo guardo por si algún día lo necesito y no me lo puedo comprar porque eso me lleva a pensar en la pobreza como un concepto de nuestras vidas. Descartar no es tirar, es donar, regalar o vender, es tirar sólo si está en el último estado que no se puede restaurar. Y si hay que tirar siempre es responsablemente, en lugares de separación de reciclables o donde se acepta dejar electrodomésticos. Si descartamos y en algún momento lo necesitamos o no lo podemos comprar, alguien nos lo va a poder prestar o conseguir. Sacaría el concepto de pobreza en lo que es el proceso de descarte.

–  ¿Cuales son los consejos para ordenar juguetes, el gran tema cuando tenés hijos chicos?

– Con los juguetes es muy importante hacer descarte y siempre tener juguetes que los chicos aprecien para jugar. Hacer categorías: autos, trenes, peluches, colecciones como los Playmobil, Legos, LOL y Shopkins. Organizar por categorías de juguetes: a mí me gustan mucho las cajas de zapatos de transparentes porque son fáciles para los chicos porque se ve el juguete. Y podemos rotularlas con letras o con dibujos, yo prefiero con letras porque los ayudamos a aprender la lectoescritura por lo menos reconociendo la primera letra de cada palabra. Hay que organizarlas en estantes amurados a la pared para evitar accidentes. Los juguetes grandes van en canastos o contenedores grandes y los chicos en contenedores chicos. Y es importante que los chicos estén involucrados en el proceso.

– Si tuvieras que resumir la organización en un solo consejo, ¿cuál sería? 

– La organización para mí es calidad de vida, y es calidad de vida para el otro. Si yo hablo y motivo con la organización es  porque pienso que la gente puede vivir mucho mejor con lo que tiene, sabiendo lo que necesita y viviendo una vida mucho más organizada y feliz.

– ¿Cuál fue tu último momento? 

– Estuve haciendo un guiso de lentejas vegetariano para la noche.

 

Fotos: Instagram @theorganizationwiz y Catapulta

Dejar un comentario