Sifón Sodería: oda a la soda

La soda se puso de moda. El sifón que el sodero dejaba en la puerta cuando muchas de nosotras éramos chicas ahora se convirtió en un objeto fashion. Tanto, que hasta un bar le rinde homenaje.

Sifón Sodería inauguró hace muy poco en Chacarita -un barrio al que hay que prestarle atención por el polo gastronómico que está consolidando— y ya es una de las aperturas sensación del año. Un viernes a la noche hay que esperar para conseguir lugar en la barra o mesa en el patio o en la vereda, sentados a una de esas sillas justamente de vereda, las que sacaban los vecinos para tomar fresco, también en nuestra infancia.

El lugar tiene una deliberada estética descuidada, post industrial y muy milennial (“muy centennial”, me corrigió una colega cuando hice este comentario). Todo es descontracturado acá: la atención (sin que eso signifique no ser amable), la comida (que se sirve en platitos de metal y la idea es compartir) y por supuesto los tragos.

Todos los cócteles son sodeados y además de los aperitivos clásicos (vermouth, Americano, Cynar) los hay de autor también con la soda protagonista y firmados por la bartender Ani Varela, como el Cibris (gin, granadina, pomelo) y el reversionado gin tonic (con soda reemplazando la tónica + cordial).

Los platitos a la plancha de Juan Barcos son sencillos y muy gustosos, como las jugosas empanadas de osobuco, el matambre con puré de papa y coliflor súper sabroso y muy recomendable la chistorra con huevo frito y pan. Precios accesibles.

 

Data

Sifón Sodería, Jorge Newbery 3881, Lunes a jueves desde las 18 y viernes a domingos desde las 11 al cierre, @sifon.soderia

 

Dejar un comentario