Estos días tan difíciles que estamos atravesando son una cuarentena de emociones. Para cada una, particulares. Hoy nos comparte las suyas Mariela Onorato, periodista y mamá de Camilo (la pueden seguir en su cuenta @periodistagastronomico) que se suma a la #ComunidadMUM. ¡Las invitamos a que nos escriban!

“La cuarentena y la pandemia cambiaron nuestras vidas radicalmente; no tanto como la llegada del primer hijo, pero por ahí anda. Es una etapa de miedos, obsesiones por los pequeños detalles que antes ni registrábamos y una enorme incertidumbre (con lo difícil que es manejar la incertidumbre). Pero por sobre todas las cosas, o al menos la que más me pesan, es una etapa de aislamiento. La enorme distancia que existe hoy con los que amamos. Una distancia que se mide en días y para mí ya van 81 porque comencé la cuarentena voluntaria unos días antes de la obligatoria.

Y este estadío me permitió valorar mucho más el rol que juega mi mamá en la hermosa y desafiante aventura ser madre. No hablo de la relación que tiene con su nieto, que es única; sino de lo relevante que es para mí.  La extraño todos los días, su mirada amorosa cuando me ve abrazada a mi hijo, la palabra de aliento cuando tengo dudas y el saber que sufre igual que yo si hay una línea de fiebre.

Porque si bien es cierto que la cuarentena nos permite disfrutar de nuestros hijos 24/7; también nos distancia de nuestras mamás, las grandes inspiradoras en esta aventura de traer un hijo al mundo”.

Dejar un comentario