Coronavirus, gripe y bronquiolitis: 10 respuestas sobre las enfermedades de este invierno

El coronavirus va a al frente de todas las preocupaciones de madres y padres. El temor a enfermarse o a que se enfermen nuestros hijos late fuerte a la par de todos los cuidados posibles que estamos tomando para evitar riesgos. Mientras que las energías están puestas ahí, hay otros virus que acechan silenciosamente y que pueden enfermarnos, como el virus sincicial respiratorio (VSR) y la enfermedad que desencadena: la bronquiolitis. De ellos venimos hablando en marco de la campaña www.alertabronquiolitis.com. Esta vez, entrevistamos al doctor Claudio Solana (MN 57636), jefe de Neonatología de la maternidad Ramón Sardá y especialista en enfermedades respiratorias, para saber si estamos haciendo las cosas bien o si podemos sumar nuevas herramientas para proteger a los más chicos de la casa. Una advertencia: para ellos, la bronquiolitis puede ser peor que el coronavirus.

–Este año estamos todos muy preocupados por el coronavirus, ¿los bebés y los niños también están más expuestos a las enfermedades respiratorias?

–Los niños y recién nacidos están expuestos a las enfermedades respiratorias igual que los adultos. Hay muchos bebés que se contagiaron de coronavirus a través de sus padres. En general, con el coronavirus, la evolución es mejor. Pero con los demás virus respiratorios como la bronquiolitis, siendo recién nacido o menor de 6 meses, la evolución puede ser mala.

–¿La bronquiolitis es la enfermedad respiratoria más complicada que puede tener un bebé?

–Las enfermedades respiratorias en general se dividen en altas y bajas. Las bajas son las más complicadas. La bronquiolitis es una de ellas y las otras son las neumonías. En general, la bronquiolitis es causada por virus y las neumonías, por bacterias. La bronquiolitis es una enfermedad que puede ser leve o severa, tiene variabilidad. Sí es una de las enfermedades respiratorias más complicadas.

–¿Cómo es el tratamiento? No se puede tratar con antibióticos porque es un virus, ¿verdad? ¿El bebé tiene que sí o sí quedar internado? 

–Las enfermedades respiratorias virales en general no tienen tratamiento con antivirales ni antibióticos. Por lo tanto, lo que uno tiene que hacer, en casos leves, es ayudar al bebé o al niño hasta que la enfermedad pase. No siempre tienen que quedar internados. Hay formas leves que simplemente con cuidados en la casa es suficiente. Es decir que el bebé que tiene un cuadro catarral, un poco de fiebre, pero que puede comer y dormir y no está agitado para respirar puede estar en la casa. Hay otros casos severos que necesitan internación.

También te puede interesar: No todo es coronavirus, alerta bronquiolitis

–Los síntomas pueden ser comunes a otras enfermedades quizás no tan graves, como un resfrío. ¿En un bebé siempre, incluso ante lo que no nos parezca tan importante, hay que consultar? ¿O hay algún síntoma que es determinante y frente a ese, sí o sí tenés que llamar urgente al pediatra? 

–La variabilidad en los síntomas es muy grande. Puede tener un resfrío, con o sin un poco de fiebre hasta síntomas más importantes. Lo clave es: en un bebé de menos de un mes que tiene fiebre, siempre hay que consultar. Por eso, hay que tomar la temperatura que es igual que lo hace un adulto y tiene que estar entre 36.5 y 37.5 grados pero si tiene más hay que consultar. Otros signos de alarma son que el bebé esté agitado para respirar, que no quiera comer, que no pueda dormir. Esos son signos que tienen que hacer una rápida consulta al pediatra.

–En estos meses en que tenemos que guardar cuarentena y evitamos todos salir, ¿cuál es la recomendación si tenemos a un bebé con síntomas? ¿Llamar al pediatra de cabecera, pedir médico a domicilio, ir a la guardia? 

–En esta época en la que tenemos que quedarnos en casa, lo más conveniente si uno tiene un pediatra de cabecera es consultarlo telefónicamente y él decidirá si es necesario verlo o no. Si no tienen un pediatra de cabecera, la segunda alternativa es pedir un médico a domicilio si es que tienen un sistema de atención domiciliaria y, de última, ir a la guardia. Esa sería la última opción si no pueden acceder a las otras dos.

— Para la bronquiolitis no hay una vacuna, ¿no? Pero en los grupos de riesgo, como los bebés prematuros o con cardiopatías congénitas, hay una medicación preventiva. ¿Por qué se da solo en estos bebés y cómo funciona?

–Las bronquiolitis están causadas por varios tipos de virus. Obviamente los que están más en riesgo son los bebés de menos seis meses o los que fueron prematuros o los que tienen cardiopatías o alguna enfermedad pulmonar. Para un tipo de bronquiolitis que es la causada por el virus sincicial respiratorio (VSR), no hay una vacuna pero sí anticuerpos que se pueden dar en forma inyectable a estos grupos de riesgo. Se llama palivizumab y cubre durante la etapa invernal que es en la que hay más riesgo de padecer la enfermedad. Aquellos que fueron prematuros o que tienen algún problema pulmonar o cardíaco deben ser inmunizados con estos anticuerpos que evitan que se contagien o que tengan que ser internados. Para ellos, la inmunización con anticuerpos monoclonales para el virus sincicial respiratorio (VSR) está disponible. El Estado lo administra gratuitamente lo mismo que las instituciones privadas, prepagas u obras sociales. Sí existe vacuna para otra enfermedad respiratoria como la gripe. La antigripal no se da en los bebés antes de los seis meses con lo cual no podemos cubrirlos a ellos pero sí a sus padres, hermanos u otros convivientes que tienen que estar vacunados contra la gripe para evitarla.

–Si mi bebé nunca salió de casa por la cuarentena, ¿puede tener bronquiolitis?

–Todas las medidas de prevención que se tomaron a raíz de la cuarentena por el coronavirus hicieron que la cantidad de bronquiolitis hasta el momento haya sido muchísima más baja. Casi no hubo bronquiolitis. Igual los bebés y los niños pueden contagiarse a través de los adultos que sí pueden contraer esta enfermedad y transmitírsela a su hija o su hijo. El riesgo es menor pero sí pueden enfermar de bronquiolitis.

–¿Los síntomas de la bronquiolitis son los mismos del coronavirus?

–Los síntomas pueden ser iguales o no. En los bebés o en los niños pequeños el coronavirus viene mostrando solo un cuadro de resfrío o de enfermedad respiratoria leve. La bronquiolitis puede ser parecida pero en algunos casos con cuadros severos. Todo bebé que ingresa con una presunta bronquiolitis, lo estamos estudiando para el coronavirus.

–A los bebés, como a todo niño menor de seis años, no se les puede poner barbijo, ¿es correcto?  Si hacemos las salidas recreativas, ¿conviene sumarle un plástico al carrito o tomar alguna otra medida?

–Es una recomendación que no lleven barbijo porque en general no lo pueden mantener adecuadamente puesto. En general, en esta época invernal, mientras menos salga un niño pequeño, bebés lactantes, menores de 6 meses a la calle, mejor. Y si sale, que sea en la parte más soleada del día y a lugares abiertos como una plaza o parque. Ponerle un plástico al carrito no va a sumar demasiada protección y le va a quitar un poco de la diversión que tiene para el bebé de ver por dónde está paseando.

–Si mi bebé tuvo bronquiolitis un año, ¿puede repetir en los años siguientes o tiene anticuerpos?

–En general, los niños no están inmunizados después de una bronquiolitis. De la misma manera que una gripe se puede repetir porque el virus va cambiando, la inmunidad que dejan muchos de estos cuadros virales que producen bronquiolitis dejan una inmunidad muy leve y no los deja exentos de poder repetir la enfermedad en años siguientes. Así que, por eso, está la dificultad de obtener una vacuna porque la inmunidad que da no es muy importante.

 

Dejar un comentario